¿Qué está pasando realmente con los incendios en Australia?

incendios en Australia


En este artículo encontrarás:

  • Un ligero panorama de lo que realmente se vive y se dice sobre los incendios en este país
  • Algunos puntos de vista de los ciudadanos al respecto
  • Una breve explicación de lo que está pasando en Australia

Son muchas las versiones y las noticias que se han propagado al respecto de los incendios en Australia que, en esta ocasión, a pesar de ser un blog educativo nos gustaría explicar un poco del ambiente que se vive en este país tras la emergencia. Además queremos brindar un panorama de cómo lo estamos viviendo las personas que estamos aquí. Hay muchos estudiantes cuyos padres están preocupados por la situación y muchos otros queriendo venir, así que vamos a explicar las cosas a detalle para ustedes.

Han sido muchos quienes a mí, a mis amigos y a mis compañeros de escuela nos han preguntado cómo estamos pasando la emergencia y déjenme decirles que, afortunadamente en la mayoría de las ciudades ¡estamos bien! Para explicarlo, me gustaría poner en contexto que las principales ciudades que más concentran estudiantes internacionales son Melbourne, Sydney y Brisbane. Aquí el ambiente a veces es como si “no estuviera pasando nada” (excepto si de recaudar fondos y apoyo hablamos, lo cual es evidente y se promueve todo el tiempo).

Y es que estas tres ciudades —junto con Perth, Canberra, Adelaida y Darwin— son las únicas zonas metropolitanas que hay en Australia, las cuales concentran a la mayoría de la población e industria, lo que significa que, salvo por los altos niveles de contaminación en algunos días, todo se vive con “normalidad” a comparación de las zonas boscosas que sí fueron golpeadas por los incendios. Fuera de eso, el resto del territorio es prácticamente rural, desierto y bosque.

Solo para dimensionarlo, Australia es prácticamente del tamaño de Europa o Estados Unidos, es un país-continente enorme. Al estar tan cerca de la Antártica (al sur) como del Ecuador (al norte)  hace que tenga climas extremos de frío y de calor, en algunas zonas con temperaturas de más de 40 grados. Este año, además hubo vientos que fueron clave para que las conflagraciones se propagaran con más intensidad ¡fue como echarle aire al anafre, pues!

¿Por qué y cómo se originaron?

En realidad hay muchos factores, pero el más importante está relacionado con el aumento de las temperaturas en los últimos meses. No es el primer año que Australia sufre de este problema, de hecho durante este periodo se le conoce como la “temporada de incendios”. Fue así que desde septiembre 2019 empezaron a arder algunos bosques especialmente en la parte Este del país. Varias personas han sido detenidas por iniciar incendios deliberadamente ya que una sola chispa en pasto seco (por la falta de lluvia y humedad de las altas temperaturas) es suficiente para iniciar un incendio que salga de control en horas.

Según los especialistas, los principales motivos de estos siniestros son el recrudecimiento de la escasez de lluvia en este año y, por supuesto, el calentamiento global que sería responsable del gradual incremento de temperaturas no solo en Australia, sino en otras partes del mundo. Pero hay algo que no puedo dejar de mencionar y varios australianos me han comentado: que una de las mayores razones este año fue la falta de preparación y dimensionamiento del problema para combatirlo de manera oportuna.

Repito, no es mi opinión la que se plasma en este texto, pero me fue imprescindible preguntarles a los nativos sobre el tema y en sus respuestas, más de uno comentó que a las autoridades la situación se les salió de las manos este año. Parte del contexto de esta postura fue una noticia que se difundió en la cual se dio a conocer que el primer ministro se había tomado unas vacaciones en Hawaii mientras algunas partes del país ardían, lo cual fue razón de fuertes críticas y enojo en las poblaciones afectadas por los incendios (ver más aquí).


Te puede interesar: AUSTRALIA TIENE 3 DE LAS 10 MEJORES CIUDADES PARA VIVIR EN EL MUNDO, PERO ¿POR QUÉ?


Esto se viralizó gracias a un video que circuló en medios y en redes sociales en el que se observa a ciudadanos de Nueva Gales del Sur reprochando al primer ministro la falta de recursos y atención a la emergencia, justo cuando este visitaba una de los poblados afectados. Ahí la gente aprovechó para reclamar la poca atención que se le puso a las problemáticas que afectan a las regiones alejadas de Sydney o de las grandes urbes.

 

Esto, por supuesto, ha despertado el debate relacionado con el cambio climático, pues en los últimos meses ha habido manifestaciones en las principales ciudades exigiendo al gobierno acciones para reducir los gases de efecto invernadero, así como del uso de combustibles fósiles y acelerar la utilización de fuentes de energía renovables. Yo mismo observé una de estas en Brisbane el 20 de septiembre y cuya principal afluencia fue de estudiantes.

Regresando al tema original: ¿cómo se está viviendo realmente la crisis aquí en Australia? La realidad es que en las ciudades nos llega la misma información que al resto del mundo. Sabemos que hay una grave emergencia nacional pero al no vivir cerca de los incendios es difícil dimensionar la magnitud excepto cuando vemos las noticias o vemos fotos de ciudades como Canberra, Melbourne o Sydney que han sido cubiertas por humo en algunas ocasiones.

¿QUé PODEMOS HACER para ayudar?

Es común ver las grandes cadenas o marcas ofreciendo parte de sus ganancias para combatir los incendios, o bien, dando opciones para que al momento de comprar un producto puedas donar algo de dinero, esto es una sencillísima forma de ayudar.

Esto no quiere decir que por estar lejos del problema no nos compete. En realidad nos afecta a todos y mucho, pues tratándose del cambio climático y de la cantidad de flora y fauna que se ha perdido aceleradamente en menos de dos meses, es indispensable ponernos a pensar y tomar acciones inmediatas desde nuestra trinchera ante esta catástrofe. Aún están por verse las verdaderas consecuencias producto de la gran cantidad de humo que se emitió a la atmósfera y la devastación de gran parte de los pulmones de este país.

Podría sonar a lugar común, pero si analizamos que la principal causa de todo esto ha sido el aumento de las temperaturas, no podemos dejar de poner nuestro granito de arena en esto:  reducir las cantidades de plástico que consumimos al día, ser muy conscientes con el uso de la energía eléctrica, aire acondicionado y el reciclaje y separación de basura. Además, exigir a nuestros gobiernos que se ejerzan acciones en pro de la conservación de nuestro planeta, ya que solos, no podemos. Se requiere cambiar las legislaciones a empresas ya que nuestros hábitos de consumo cambiarán cuando cambie la oferta, y la oferta cambiará cuando mejoren las regulaciones y exijamos mejor oferta.

Y algo que sin duda es más tangible: ser más cuidadosos cuando salgamos a bosques, evitar a toda costa prender fogatas y por supuesto no tirar colillas de cigarro, porque está comprobado que el descuido humano ha sido uno de los principales motivos que originaron estos siniestros. Mundo solo hay uno y corresponde a todos cuidarlo.

Por último, queremos recordar que Australia sigue siendo uno de los mejores lugares para vivir en el mundo. Si tu familia está preocupada, muéstrales este artículo ya que a pesar de que ha sido mucha la cobertura mediática, es necesario explicar dónde está el problema y cómo afecta.

En Latinoz Education te podemos informar de lo que está pasando si tu deseo es venir a estudiar a Australia, contáctanos para orientarte y si te gustó este artículo, ayúdanos a compartirlo.

Leave a comment